Tunda debajo de la ducha fría

La chancleta es el instrumento favorito de mi mamá para castigarme y siempre el castigo físico y ah echo parte de mi vida como me dicen mientras vivas con nosotros te vamos a medir el culo con el cinturón y a aplanar el mismo con la chancleta,
Para esta hora que cuento con 20 años tengo que levantarme la falda y bajarme los pantis y recibir resignada el castigo. He sido más bien mal estudiante y perezosa par eso y la mayoría de pelas son por eso y desde los 13 en adelante por rebelde y desobediente y reconozco que me las tenía bien merecidas.
La ultima me la dieron hace seis meces por perder el semestre dela universidad y por ocultarlo
Mi madre lo descubrió y dijo que si creía que ellos tenían plantas donde crecía dinero seguidamente me llevo del cabello a el baño apunta de chancletazos, me puso debajo de la ducha la abrió me mojo toda y me bajo jeans y pantis y me dio una tunda de chancleta en las nalgas mojadas que aún la recuerdo. Durante más de una semana no me pude sentarme bien.
Y cada ves que tengo que estudiar para exámenes mi madre me pregunta si quiero un baño de agua fría como le gusta a ella.

Relato de Adely

9 comentarios:

  1. Mi mamá también solía azotarme el culo desnudo con la zapatilla. Nunca me duchó con agua fría como castigo, pero me llevé algunas tundas memorables con el culo mojado por hacer el burro cuando me estaba bañando. Y con la piel mojada duelen mucho más los zapatillazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jorge ya puedes darme ideas de castigos con la piel mojada

      Eliminar
    2. Yo necesito urgente unos buenos azotes

      Eliminar
    3. Me gusta cuando mi mamá me ve las nalgas y me da una nalgada

      Eliminar
    4. Urgente unas buenas nalgadas, me Porto muy mal.
      Quien guste darmelas que me deje su watzapp, Que sea del d.f aviación civil.

      Eliminar
    5. Urgente unas buenas nalgadas, me Porto muy mal.
      Quien guste darmelas que me deje su watzapp, Que sea del d.f aviación civil.

      Eliminar
  2. Hola que tal mi nombre es mariana
    A mi una vez si me dieron muy duro en la regadera ..la verdad fué muy doloroso...yo tenía 15 años y acostumbraba ir a hacer ejercicio a un gym que está en la esquina de mi casa ...pero conocí a personas , amigos etc.y me quedaba platicando y cuando llegaba a casa mi mamá me regañaba y me decía porque tan tarde ..pero la verdad me valía y nunca le hacía caso....después de una semana del último regaño mi mamá me djo ..esta es la última vez que te lo digo con palabras y le dije ashh.!! y me fuí...al segundo día de que pasó eso regresé al gimnasio a mis ejercicios y me quedé platicando y llegué a casa como dos horas pasadas del reloj ..!! cuando llegué entré a la casa y mi mamá estaba en la cocina y me dijó esto ya me cansó...pero ahí quedó , yo subí a mi recamara me desnudé para bañarme y entré a darme una buena ducha ..pasaron los minutos y estaba relajada ...cerré la llave de la regadera y escuché que se abrió la puerta del baño ..era mi mamá ..cuando reaccioné me dí cuenta que traia en la mano la cuerda con la que brinco para hacer ejercicio y me dice ...pués ve preparando el trasero porque vas a chillar..te lo advertí ..!! se terminaron las palabras ..yo ya un poco nerviosa porque me agarró por sorpresa le contesté..no mamita ..ya ..verás que no vuelve a suceder ...lo prometo ..en eso ella me contestó ..me lo prometes cuando terminemos con esto ..y así como estaba de mojada me sujeta del brazo muy firme y fuerte me voltea y me comienza a dar uff..!! no, no..que dolor , comienza a darme en las nalgas y parte de los muslos con la cuerda doblada por la mitad , durísimo uno tras otro, yo brincaba , lloraba , suplicaba que parara , pero ella no le importaba seguía dando muy firme , no le temblaba la mano ..entre chicotazo y chicotazo me decía ahora sí terminando haces las promesas que quieras...yo creo que mis gritos se escuchaban por toda la casa , cuando terminó ..la verdad no se cuantos me daría pero las nalgas me ardían tanto que ni me podía sobar ..!! las tenía rojas rojas ..fué super doloroso , solo se veian las marcas del chicote ..Mi mamá enojada me dice ..que tal ?? no hacías caso ehh ..!? la verdad que expieriencia jamás me habían dado así ...como dicen ahora si me cocieron las nalgas a cuerda limpia ..!!

    ResponderEliminar
  3. Cuando era niño mis padres eran muy estrictos conmigo y a cualquier falta no dudaban en darme mis cuerizas con la vara, con el cinturon o con algun otro instrumento sobre mis nalgas y piernas, siempre el ritual era mas o menos igual, me decian cual era mi falta cometida y despues del regaño me ordenaban quitarme el pantalon y el calzoncillo, despues me mandaban a traer el intrumento con el que me hiban a azotar por lo regular la vara o el cinturon eran los elegidos, recuerdo esa larga, y dolorosa caminata para ir por el instrumento que cortaria mis carnes de niño.
    Luego de regreso le daba el intrumento a mi papa o a mi mamá y me ordenaba ponerme en la posicion que mas les pareciera en ese monento, recostado en el brazo del sillon o apoyando las manos en una silla o la peor de todas que era agarrandome las rodillas y asi ya en posicion comenzaban los azotes en mis nalgas y mis muslos yo lloraba pero no me podia mover ya que si lo hacia incrementarian los azotes asi que trataba de mantenerme quieto lo mas que podia.
    Nunca eran menos de 20 y una vez llegue a contar por orden de mi padre 50 varazos que me dejaron mis nalgas y mis piernas mas que moradas, despues de los azotes me mandaban a ponerme de rodillas en el rincon con las manos en la cabeza y podia estar ahi hasta 3 horas siempre desnudo de la cintura para abajo.
    Me azotaron desde los 8 hasta los 14 años y fueron muchas las palizas que recibi algunas por diferentes situaciones o diferentes instrumentos, tambien probe el cepillo, la tabla, la regla, el gancho para colgar la ropa, la manguera, el famoso cable de la plancha, la zapatilla o chancla como le decimos aqui en Mexico y en unas cuantas ocaciones el, en mi humilde opinion, el mas doloroso, el latigo,
    Recuerdo el dolor que me causaba durante y despues del castigo, recuerdo no poder sentarme por lo menos un par de dias y despues de la paliza cuando me mandaban a mi cuarto el no poder siquiera ponerme el calzoncillo.
    Luego les contare mas anecdotas.

    ResponderEliminar